8 consejos para comenzar a dormir mejor

1. Date un tiempo de descanso antes del descanso
La primer clave para un buen sueño nocturno es detener todo trabajo una hora antes de acostarse, y hacer algo que te relaje en ese tiempo.

2. Crea un santuario del sueño
Diseña tu dormitorio para que te resulte tranquilo, limpio, y fácil de usar. Consigue un quemador de aceite, una revista y un buen libro en tu mesita de noche. Asegúrate de tener una entrada de aire fresco en tu dormitorio y establece la iluminación adecuada, garantizando que tu habitación pueda permanecer oscura por mucho tiempo. Crea un espacio relajante que bloquee el ruido exterior, la luz y las temperaturas extremas. Una temperatura ideal sería de unos 20 grados Celsius, aunque esto depende de cada persona.

3. Haz una cama preciosa
Pasas aproximadamente un tercio de tu vida en la cama, por lo que es muy importante tener una cama cómoda y que te brinde un descanso reparador. Para empezar, asegúrate de tener siempre sábanas limpias y nítidas. Una buena idea es optar por sábanas y fundas nórdicas, que encuentres agradables a la vista.

4. Escuchar algo de música de relajación
Pon música que encuentres relajante, incluso pueden ser sólo sonidos: del mar, la selva, sonidos celtas, música clásica o cualquier otra cosa que te resulte relajante.

5. Medita
Acuéstese en la cama y respira por la nariz, imaginando el oxígeno fresco inundando tu cuerpo y nutriendo tus células. Luego exhala lenta y profundamente e imagina todas las toxinas acumuladas durante el día que salen de tu cuerpo.
Algunas toxinas comunes incluyen: alimentos poco saludables, cigarrillos, alcohol, pensamientos negativos, las personas negativas, la contaminación y los remordimientos del pasado.

6. Lleva un diario
Si estás teniendo problemas para dormir porque tus pensamientos siguen fluyendo en tu cabeza a máxima velocidad, toma un momento para escribirlo todo. La escritura es una gran manera de bloquear el ruido exterior y conectarse con tu yo interior.
Compra un cuaderno en blanco y deja que las palabras fluyan desde tu corazón hacia las páginas de tu cuaderno. No tiene por qué ser un diario de lo que sucedió en tu día, puede ser una lista de cosas por las que estás agradecido, algunas citas inspiradoras, ideas nuevas, o simplemente tus pensamientos acerca del día que pasó y los que vendrán.

7. No consumas alcohol, café o azúcar antes de acostarte

Estos por lo general se te despiertan a eso de las 2 de la mañana y te mantendrán despierto. Asegúrate de comer la cena por lo menos 2 horas antes de acostarse, ya que tu digestión se ralentiza por la noche, y todos los alimentos que necesitan ser digeridos te causarán molestias y perturbarán tu sueño.

8. No hagas ejercicio demasiado cerca de la hora de acostarte

El ejercicio libera una hormona llamada cortisol, que te mantiene despierto. Asegúrate de tener al menos un tiempo de 2 horas desde el momento de hacer ejercicio hasta apagar las luces para ir a dormir.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *